Asesor fiscal precio por canp

Asesor fiscal precio

Asesor fiscal precio

Cuando se trata de gestionar las finanzas de un negocio o cumplir con las obligaciones fiscales como persona física, contar con un buen asesoramiento fiscal y contable es esencial. Sin embargo, es natural preguntarse cuánto cuesta este servicio y si realmente vale la pena la inversión. La respuesta no es única, ya que el costo de una asesoría fiscal varía en función de varios factores.

Asesor fiscal precio: Facturación del cliente

Uno de los factores determinantes en el costo de una asesoría fiscal es la facturación del cliente. Las empresas o autónomos con una facturación más alta generalmente requieren un trabajo más complejo y detallado por parte del asesor fiscal.

Esto significa que, en términos generales, a medida que aumenta la facturación, también lo hace el costo de la asesoría fiscal. Por ejemplo, un emprendedor que factura 25.000€ al año, suele conllevar una carga determinada de trabajo en cuanto a la labor del gestor se refiere (consultas, numero de facturas emitidas, recibidas, etc…). En estos casos, el precio de un servicio de asesoría y consultoría, suele oscilar los 50€ al mes. 

Asesor fiscal precio: Tipo de trabajo requerido

El tipo de trabajo que el cliente necesita también influye en el precio de la asesoría. Algunos clientes pueden requerir servicios más especializados, como la planificación fiscal avanzada o la resolución de problemas fiscales complicados. Estos servicios suelen tener un costo adicional debido a la experiencia y el tiempo que requieren.

Por ejemplo, el autónomo que hemos visto en el punto anterior (genera 25.000€ al año) pero se dedica a la comercialización de productos o servicios por Europa lo cual implica una serie de modelos especiales a presentar a la AEAT, una serie de altas y supervisiones específicas, por lo tanto, es licito que se le cobre más que a uno que por ejemplo, preste un servicio exclusivamente en territorio nacional y que ingrese anualmente lo mismo que en el caso anterior. Así mismo, imaginemos 2 perfiles de clientes diferentes. Uno factura 25.000€ al año y esta cifra, la factura emitiendo 5 facturas al año y en cuanto a las facturas recibidas, recibe facturas recurrentes de profesionales independientes y suministros. En este caso, podemos hablar de un perfil de cliente que requiere muchas menos horas de trabajo, que por ejemplo que el emprendedor que para general 25.000€ de beneficio al año, necesita emitir 400 facturas al año y tiene otra cantidad similar de facturas recibidas. En este segundo caso, el volumen de trabajo este segundo emprendedor, es mucho mayor que el primero. 

Tipo de entidad: Persona física o jurídica

Otro factor que determina el costo de una asesoría fiscal es si el cliente es una persona física o jurídica. Las personas físicas tienen obligaciones fiscales distintas a las empresas, lo que significa que el trabajo del asesor varía en función del tipo de cliente. Por lo tanto, es común que el precio sea diferente para estos dos tipos de entidades.

Costo aproximado de una asesoría fiscal y contable

Para darte una idea más concreta de los costos, aquí tienes un rango aproximado de lo que podrías esperar pagar por una asesoría fiscal:

    • Persona física (autónomo): El costo mensual puede variar entre 50 y 250 euros al mes. Este precio se adapta a las necesidades de las personas que trabajan por cuenta propia y tienen una facturación más limitada. Por ejemplo, como hemos dicho antes, un abogado que presta servicios jurídicos a particulares y empresas tendrá una cuota mas ajustada, que por ejemplo un farmacéutico que compra y vende productos. 

    • Empresa (persona jurídica): El costo mensual para una empresa suele oscilar entre los 150 y 600 euros, más el IVA. Como hemos comentado ya, depende de la cantidad de horas mensuales que dicha persona jurídica requiera. 

Las empresas suelen tener una facturación más alta y necesitan una asesoría más completa para cumplir con sus obligaciones fiscales.

Asesor fiscal precio: El valor de un buen asesoramiento fiscal

Es importante destacar que un buen asesoramiento fiscal y contable ahorra más dinero del que cuesta. Los asesores fiscales están capacitados para encontrar deducciones fiscales, optimizar la estructura financiera de una empresa y evitar problemas con la administración tributaria. Esto puede traducirse en un ahorro significativo a largo plazo.

Además, un asesor fiscal confiable puede proporcionar tranquilidad al cliente, permitiéndoles enfocarse en hacer crecer su negocio en lugar de preocuparse por los aspectos fiscales. Esto tiene un valor incalculable en términos de tiempo y estrés reducido.

En resumen, el costo de una asesoría fiscal y contable varía según varios factores, incluida la facturación, el tipo de trabajo requerido y el tipo de cliente. Aunque puede parecer una inversión, un buen asesoramiento fiscal puede ahorrar más dinero del que cuesta y brindar una valiosa paz mental. Por lo tanto, considerar el asesoramiento fiscal profesional es una decisión inteligente para cualquier empresa o persona física que busque optimizar sus finanzas y cumplir con sus obligaciones fiscales de manera eficiente.

Si quieres conocer más sobre nuestro trabajo, puedes consultar la web de la Agencia Tributaria o consultarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *