Creación de empresas

Clienta de canp poniendo carteles

En CANP, somos expertos, facilitando las cosas a los emprendedores y por eso, a la hora de crear una empresa, sin importar el tipo de persona jurídica que sea, nos implicamos al máximo contigo y tu proyecto, de extremo a extremo. Desde el análisis de viabilidad y/o análisis del entorno, hasta la identificando el mejor tipo de persona jurídica, según la actividad, metas y objetivos.

 

 

Ponemos a tu disposición todos nuestros recursos, para garantizar un inicio exitoso de tu negocio. Como siempre decimos, una buena planificación y ejecución, facilitan mucho las cosas.

 

 

Nuestra principal tarea, además del asesoramiento en materia mercantil y tributaria, es también, por supuesto, la de gestionar el proceso de registro de tu nueva empresa, por ello, contamos con una red de Notarios colaboradores así como expertos en la materia.

 

Trámites para crear una sociedad

En CANP, te ofrecemos un esquema a los pasos a seguir con nosotros para crear tu empresa de manera eficiente:
1. Evaluamos la forma legal más adecuada para tu proyecto, considerando opciones como sociedad civil, comunidad de bienes, sociedad de responsabilidad limitada (SL), sociedad anónima (SA) o la posibilidad de comenzar como autónomo, lo que podría simplificar los siguientes pasos 2, 3, 4, 5 y 6.
2. Gestionamos la solicitud de la denominación social a la Registro de Denominaciones Central de Madrid.
3. Elaboramos y adaptamos a tus necesidades, los estatutos sociales que regirán tu empresa, definiendo aspectos como el objeto social o el capital social, entre otros.
4. Creamos acuerdos contractuales complementarios para aquellos términos que prefieras mantener fuera de los estatutos sociales.
5. Transmitimos toda la documentación necesaria al notario,  para formalizar la escritura de constitución, elevarla a documento publico y obtener un CIF provisional. 
6. Llevamos a cabo la inscripción de su empresa en el Registro Mercantil, después de que la escritura haya sido procesada por la Consellería en Operaciones Societarias.
7. Tramitamos la obtención del NIF definitivo.
8. Realizamos la declaración de alta fiscal en Hacienda, y, en caso de tener empleados, procedemos a registrar tu empresa en la Seguridad Social.
9. Determinamos el código CNAE y el código de actividad correspondiente en el IAE. 
Como puede ver, son muchas, las cosas importantes a tener en cuenta a la hora de constituir una sociedad. Contar con un buen asesor resulta capital para llegar al objetivo final.

Crear una empresa en España: Preguntas frecuentes

¿Cuánto dinero cuesta crear una empresa en España?

El costo de crear una empresa en España fluctúa según la forma jurídica y los estatutos de la sociedad. En CANP, nos destacamos por simplificar este procedimiento. Nos encargamos de toda la gestión burocrática, incluyendo la visita al notario, certificación, búsqueda, reserva y registro del nombre y/o la redacción de los estatutos. Todo ello, tiene un costo aproximado de unos 200€ + iva. Además de los costos administrativos anteriores, nuestros honorarios parten de los 350€ + iva y cubren el alta en la agencia tributaria, Seguridad Social, registro del nombre, certificado digital, CNAE, IAE, alta en el ROI, entre otros. Por lo tanto, el costo total y final (fiscalmente deducible) ronda 550€ + IVA.
 

¿De cuánto capital he de disponer, para crear una empresa?

Además del costo anteriormente nombrado (unos 550€ + IVA) ha de disponer del capital social de la empresa (3.000€ en el caso de empresa de responsabilidad limitada (SL) o 30.000€ en el caso de una sociedad anónima). El capital social de la empresa se deposita en una cuenta bancaria (del banco que usted quiera) a nombre de la empresa. Una vez la empresa ha sido constituida, con el certificado de constitución, el banco descongela dicha cuenta y usted ya podrá hacer uso de esos recursos económicos, para el inicio de su actividad empresarial.  

¿Cuáles son las ventajas de facturar por empresa frente a hacerlo por autónomo?

A nivel jurídico, las ventajas de facturar a través de una persona jurídica (empresa) o persona física (autónomo) son básicamente 2: 
Responsabilidad Jurídica: en el caso de empresas, la responsabilidad recae en la entidad correspondiente, limitándose generalmente a esta. En contraste, en el caso de autónomos, la responsabilidad jurídica es personal y recae directamente sobre la persona física involucrada.
Responsabilidad financiera: La responsabilidad financiera de una persona física abarca la totalidad de su patrimonio personal, mientras que, en el caso de las personas jurídicas, se limita al capital social de la empresa
A nivel fiscal, distinción entre facturar por empresa o autónomo, radica en que una empresa tributa mediante el impuesto de sociedades, con tasas del 23% (si la facturación no supera el millón de euros) o del 25% en caso contrario. En contraste, un autónomo tributa por tramos de IRPF, con tasas que oscilan entre el 19% y el 47%, según su tramo correspondiente.
En la determinación de la base imponible (base a la cual, se le impone el gravamen tributario), las empresas cuentan con diversas opciones para reducirla (reservas de nivelación, de capitalización, deducciones, etc..), mientras que las personas jurídicas, esta mucho más limitados a la hora de reducirse dicha base. 
En resumen: la empresa, es capaz de tributar a un tipo menor, con menor responsabilidad y puede generar una base imponible, artificialmente menor que los autónomos.
Cuéntenos su proyecto

Estamos aquí para ayudarle

Abrir chat
1
Escanea el código
¡Hola! agradecemos su mensaje.

¿Podría darnos más información sobre aquello en lo que podemos ayudarle?

Nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

Quedamos a su disposición

Equipo CANP